Un mundo por conocer: Chile

Cactus de gigantescas espinas, extrañas aves de cabeza roja y pelada, volcanes con perfecta forma cónica, camélidos salvajes pastando en turberas kilométricas…en Chile todo es nuevo y extraño, su flora, su fauna, su geología; todo un nuevo y apasionante mundo por conocer.

Aunque no llevo mucho tiempo en el continente sudamericano ya he tenido la oportunidad de conocer varios lugares de naturaleza fascinante y totalmente diferente a la que estaba acostumbrado en el noroeste peninsular, una oportunidad única para comenzar a aprender y disfrutar de la fauna, la flora, la geología y las montañas de esta parte del mundo.

 

Cajón del Maipo y precordillera

Las primeras zonas que visité fueron el Cajón del Maipo, a unas dos horas en coche de Santiago, y la precordillera cercana a la capital. Tuve la gran suerte de ir dos fines de semana completos con un club llamado El Montañista y con algunos emigrantes españoles. En esta región existe un clima bastante seco, por lo que no hay grandes bosques, si bien existen multitud de rudas plantas de bajo porte como matorrales y cactus. Algunas de las plantas que pude identificar fueron el Quisco (Echinopsis chiloensis) (1), la Puya o Chagual (Puya berteroniana) (2), el Notro (Embothrium coccineum) (3) y el Quintral del quisco en flor (Tristerix aphyllus) (4), planta que parasita a este cactus.

Fig. 1: Quisco (Echinopsis chiloensis)

Fig. 2: Puya o Chagual (Puya berteroniana)

Fig. 3: Notro (Embothrium coccineum)

Fig. 4: Quintral del quisco en flor (Tristerix aphyllus)

 

En cuanto a las aves, pude contemplar varias aves como el mítico Cóndor (Vultur gryphus) (5), el curioso Cometocino de Gay (Phrygilus gayi gayi) (6) y la inquieta Turca (Pteroptochos megapodius) (7).

Vi algunos insectos curiosos como unas mariquitas marrones (Coccinellidae sp.) (8), la Avispa Gigante (Pepsis limbata) (9), la avispa más grande de Chile, capaz de atrapar arañas para alimentar a sus descendientes, y una bonita mariposa amarilla (Yramea cytheris) (10).

Además pudimos ver en la lejanía un gran zorro, de mayor tamaño que el europeo, el cual no pude fotografiar, y algunas especies de lagartos y lagartijas (11).

 

Fig. 5: Cóndor (Vultur gryphus)

Fig. 6: Cometocino de Gay (Phrygilus gayi gayi)

Fig. 7: Turca (Pteroptochos megapodius)

Fig. 8: Mariquita marrón (Coccinellidae sp.)

Fig. 9: Avispa Gigante (Pepsis limbata)

Fig. 10: Mariposa (Yramea cytheris)

Fig. 11: Lagarto

 

En cuanto a geología, en esta región las rocas de origen ígneo son omnipresentes. Tuve la ocasión de ver un fabuloso paisaje formado por rocas volcánicas multicolores que daban un aspecto un tanto surrealista a las montañas (12), así como gigantescas columnas basálticas (13), que me recordaron a la famosa Calzada de los Gigantes de Irlanda del Norte, y contactos entre las rocas volcánicas de superficie y las rocas plutónicas subyacentes (14). Además, encontramos fragmentos de rocas evaporitas, en los que se apreciaban perfectamente los diferentes estadios de sedimentación (15), fragmentos de brechas volcánicas (16) y algún pliegue realmente apretado (17) en rocas más antiguas.

En toda esta zona se pueden ver inmensos e interminables valles en forma de U formados por los efectos de la erosión glaciar (19), la cual continua en la actualidad en las cumbres de los cerros más altos, como en el Volcán San José (5.856 m) (18), uno de los picos más altos de la región.

 

Fig. 12: Rocas multicolores

Fig. 13: Columnas basálticas

Fig. 14: Contacto entre rocas volcánicas y plutónicas

Fig. 15: Roca evaporita

Fig. 16: Brecha volcánica

Fig. 17: Pliegue

Fig. 18: Glaciar en el Volcán San José

Fig. 19: Valles glaciares

 

Parque Nacional Lauca: Altiplano andino

Este increíble parque natural, situado en pleno altiplano andino, se encuentra a una altitud de entre  3.000 y 6.350 m, y en él se encuentran algunos de los lagos más altos del mundo, como el Lago Chungará, a 4.500 m, y algunas de las mayores turberas (o bofedales como aquí se les llama).

A pesar de su gran altitud, el altiplano está rebosante de fauna y flora. Son especialmente abundantes las aves migratorias como el flamenco, el Tagua Gigante (Fulica gigantea) (20) y la Gaviota Andina (Chroicocephalus serranus) (21).

En esta región viven las cuatro especies de camélidos de Sudamérica: la Llama (Lama glama) y la Alpaca (Lama pacos) (22), ambas domesticadas, la Vicuña (Vicugna vicugna) (23) y el Guanaco (Lama guanicoe). Además, en el altiplano existe un pariente andino de la avestruz llamado Surí o Ñandú (Pterocnemia pennata), y un simpático roedor llamadoVizcacha (Lagidium viscacia) (24), el cual se asemeja a un cruce entre ardilla y conejo. Se supone que aquí también se pueden encontrar Pumas (Puma concolor).

 

Fig. 20: Tagua Gigante (Fulica gigantea)

Fig. 21: Gaviota Andina (Chroicocephalus serranus)

Fig. 22: Llama (Lama glama) y Alpaca (Lama pacos)

Fig. 23: Vicuña (Vicugna vicugna)

Fig. 24: Vizcacha (Lagidium viscacia)

 

 

Obviamente a esta altitud no se dan muchas especies vegetales debido a las bajas temperaturas que se dan durante todo el año. La mayoría del altiplano está cubierto del Ichu o Paja Brava (Stipa ichu) (25), una hierba muy resistente, además de varias especies de cactus, otras hiervas y arbustos de pequeño tamaño (26) y los inmensos bofedales (27). Sin embargo, hay una especie muy diferente a todas las demás, la cual llama la atención por su extraño aspecto, la Llareta (Azorella compacta) (28), una curiosa planta de color verde intenso y aspecto coralino que crece lentamente engullendo todo lo que esté en sus alrededores, ya sean piedras u otros vegetales. Esta planta, que puede llegar a vivir 3.000 años, tiene ciertas propiedades medicinales, siendo valiosa para el tratamiento de molestias urinarias y digestivas, la diabetes o el dolor de dientes. Su apretadísima madera fue muy usada como combustible antiguamente. Esta planta la conocí de forma anecdótica mientras iba haciendo autostop en un camión boliviano, cuando de repente el conductor aparcó en medio de la carretera para bajar y recoger algunos trozos de dicha planta para llevárselos a su hermano, enfermo de diabetes.

 

Fig. 25: Ichu o Paja Brava (Stipa ichu)

Fig. 26: Diversas plantas del Altiplano

Fig. 27: Bofedales (Turberas de gran altitud)

Fig. 28: Llareta (Azorella compacta)

 

 

La geología de esta región está dominada de nuevo por los materiales ígneos provenientes de los numerosos volcanes que aquí se encuentran, como el Volcán Parinacota (6.350 m), cumbre más alta del parque. Aunque también existen afloramientos de rocas más antiguas de origen sedimentario. Llama la atención la especial geomorfología existente en la zona del lago Chungará y las lagunas de Cotacotani, cuya formación tiene una interesante explicación: Hace 300.000 años comenzó a formarse el Volcán Parinacota, el cual llegó a formar un edificio volcánico similar al que existe actualmente. Hace 7.000 años este enorme y antiguo volcán colapsó, formando una gigantesca avalancha de rocas que fluyó hacia el oeste a casi 200 km/h, inundando parte de la cuenca del rio Lauca. Los materiales depositados en dicha cuenca hicieron de presa natural, formando hacia el sureste el lago Chungará, y formando pequeñas depresiones internas que crearon las lagunas de Cotacotani.

 

La costa norte

En las ciudades costeras del norte de Chile llaman la atención algunas aves costeras muy comunes en este lado del mundo como el  Pelícano Tagua (Pelecanus thagus) (29), el Jote de Cabeza Colorada (Cathartes aura), y el Yeco (cormorán) (Phalacrocorax brasilianus brasilianus) (30) que anida en las palmeras de las playas. Además, son fáciles de ver Lobos Marinos (Otaria flavescens), y reptiles como el Lagarto Corredor de Cuatro Bandas (Microlophus quadrivitattus) (31) y el Lagarto Corredor de Pica o de Teresa  (Microlophus theresioides) (32)

 

Fig. 29: Pelícano Tagua (Pelecanus thagus)

Fig. 30: Yeco (cormorán) (Phalacrocorax brasilianus brasilianus)

Fig. 31: Lagarto Corredor de Cuatro Bandas (Microlophus quadrivitattus)

Fig. 32: Lagarto Corredor de Pica o de Teresa  (Microlophus theresioides)

 

De momento esto es todo lo que he aprendido y visto sobre la naturaleza chilena, habrá que seguir indagando y descubriendo nuevos lugares, plantas, animales y montañas!!!!

 

 Galería fotográfica:

 


Deja un comentario