«

»

Setas – Un verano pasado por agua

Tras un agosto de lluvias continuas y temperaturas más bien frescas, no es de extrañar que recién empezando el otoño la temporada de setas en Centroeuropa lleve ya más de un mes a toda marcha. En esta parte de Europa hay una tradición setera muy arraigada. Desde agosto hasta noviembre los bosques están literalmente llenos de gente (sobre todo jubilados madrugadores) con las cestas a rebosar de setas que luego prepararán para su consumo, tanto frescas para cocinar en el momento como en conserva o deshidratadas para disfrutarlas durante el resto del año. Las setas más populares aquí son sin duda las boletales, ya sean de alto valor culinario, como los Boletus edulis, o de menor calidad, como diferentes especies de Xerocomus y Suillus. Aunque muchos checos solo recolectan boletus, no es difícil encontrar otras especies comestibles de calidad como Cantharellus cibaruis, Lepista nuda, Coprinus comatus o Macrolepiotas, entre otras.

Durante estas primeras semanas de la temporada hemos disfrutado de una gran variedad de platos hechos a base de las setas que hemos recogido: Pasta con Boletus y salsa de nata, trucha con Cantharellus y verduras, tostadas de crema de Suillus, sopa de Boletus (plato tradicional de la R. Checa que se llama “kulajda“), tortilla de Boletus, revuelto de Lycoperdon y revueltro de Laccaria. Y como el tiempo sigue siendo lluvioso y fresco, esperamos poder seguir degustando estos deliciosos platos unas semanas más.

Aquí dejo algunas fotos de varios de los ejemplares de setas que he encontrado hasta ahora, aunque esta vez la calidad de las fotos no es demasiado buena…

 

 (NOTA: Se agradece la corrección de los nombres de las setas en caso de equivocación)

Cantharellus cibarius.

Phallus impudicus: el mal olor que desprende este tipo de seta atrae a insectos como hormigas y moscas.

Lycoperdon perlatum: Lycoperdon significa literalmente “pedo de lobo”. En Centroeuropa este hongo se usa para hacer sopas.

A la izquiera, probablemente Calocera viscosa. A la derecha, Clavulina sp.

A la izquierda, Phaeolus schweinitzii. A la derecha, ¿Aleuria sp. o Peziza sp.?

A la izquierda, seguramente Hygrophoropsis aurantiaca. A la derecha, Coriolus sp.

Chlorophyllum rhacodes (Macrolepiota rhacodes).

Xerocomus sp.

A la izquierda, Tylopilus felleus. A la derecha, Boletus sp.

A la izquierda, Mycena sp. A la derecha, Amanita sp.

A la izquierda, Marasmius sp. A la derecha, ¿Suillus sp. o Xerocomus sp.?

Seguramente Fuligo septica (Myxomycota): los mixomicetos en realidad no son hongos, si no mohos (protozoos) que toman tres formas distintas durante su vida: Ameba unicelular, plasmodio pluricelular (moho mucilaginoso, en las fotos) y espora (de forma parecida a los hongos).

Pholiota squarrosa

Porphyrellus porphyrosporus.

Laccaria amethystea (setas moradas en la foto).

Sin clasificar

A la izquierda, escarabajo estercolero, muy común en los bosques checos. A la izquiera, pequeña rana.

Extraño gusano que vivía en pie de una seta. No le sentó muy bien quedarse sin casa y salió de su escondite con movimientos amenazantes. Este bicho es una larva de escarabajo y podría corresponder a varias especies cuyas larvas se parecen mucho entre sí, como Agriotes lineatusAgriotes ustulatus o Tenebrio molitor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

60 − = 50