«

»

Setas – Descubriendo nuevas especies

Esta temporada de setas está siendo especialmente prolífica en cuanto al reconocimiento de nuevas especies, sobre todo de especies comestibles. Aquí dejo algunos ejemplos de setas que visto por primera vez.

 (NOTA: Se agradece la corrección de los nombres de las setas en caso de equivocación)

Bosques de Hrabyně

Leccinum piceinum, un curioso boletus de pie blanco y sombrero anaranjado, muy fácil de reconocer aunque dificil de encontrar. Es un excelente comestible.

Craterellus tubaeformis. Esta seta se parece en su forma a la Cantharellus cibarius, aunque es más pequeña y el sombrero es de color marrón, tanto por arriba como por debajo. Es muy fácil de reconocer y es un buen comestible.

Helvella sp. (posiblemente Helvella crispa). Esta seta de forma rara no es especialmente común. Se considera comestible únicamente tras haber sido cocida….por lo que es mejor no arriesgarse. Llama la atención la forma del pie con profundos pliegues longitudinales.

Hydnum rufescens. Esta seta se caracteriza por su himenio en forma de “agujas” y su color anaranjado. Esta especie es comestible pero de pobre sabor. Si se prueba en crudo tiene sabor ligeramente alimonado y pica un poco. Por el contrario, la especie Hydnum repandum es un excelente comestible. Se diferencia de la H. rufescens en que su tamaño es mayor, es de color es blanquecino y sus agujas se separan con mayor facilidad. También encontré varias setas de esta especie.

Pseudohydnum sp. (Posiblemente Pseudohydnum gelatinosum). Como su nombre indica, este genero de setas recuerda al género Hydnum debido a su himenio en forma de agujas. Esta especie crece sobre madera muerta, es totalmente blanca o translúcida y su carne es gelatinosa. Su comestibilidad no está muy clara, aunque su textura y apariencia quita las ganas de probarla.

Leotia lubrica. A primera vista esta especie puede recordar un poco a los ejemplares jóvenes de Craterellus tubaeformis, debido a su tamaño, pie de color amarillo y sombrero pardusco. Sin embargo esta seta es muy gelatinosa y su sombrero en realidad es una continuación del pie de forma plegada hacia el exterior, con el himenio  liso (no tiene láminas, ni venas, ni tubos, ni agujas). Esta especie no tiene valor como comestible.

Lycogala terrestre. En realidad no es un hongo, sino un tipo de moho.

Bonito ejemplar de Lycoperdon perlatum.

Curioso ejemplar de seta doble y en forma de estrella. Especie sin determinar.

Clavulina sp.

El precio que hay que pagar por recoger setas en centroeuropa es llegar a casa lleno de garrapatas…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

+ 80 = 83