«

»

El Monte Teleno, nuestra montaña

Nuestra montaña

El Teleno es la montaña que más veces he ascendido. No es la montaña más bonita; ni la más alta; ni la más viva; pero es nuestra montaña; es mi montaña. He llegado a su cima con ventisca, con sol, con frio, con calor, en grupo, en solitario, por la mañana, por la tarde, en verano, en primavera, en otoño y en invierno. Un total de 20 veces. Y no soy, ni de lejos,  el que más veces la ha ascendido. El Teleno nos tira mucho a los que somos de esta parte de León.

Panorámica desde la cima del Teleno (marzo 2008)

De esas veinte ascensiones hay tres que sin duda nunca olvidaré, dos para bien y una para mal. La primera fue en diciembre de 2008, y es especial porque fue la primera vez que mi hermano Javi subió una montaña conmigo. En esa ocasión tuvimos un tiempo terrible, con temperaturas muy por debajo de cero grados y mucho viento….Vamos que no era el día más recomendado para subir una montaña por primera vez, pero él llegó hasta arriba sin problema.

La otra ascensión que me dejó buenos recuerdos fue en junio de 2013, cuando varios de mis mejores amigos y yo nos propusimos repetir (y mejorar) la hazaña de un tamboritero maragato que ascendió a la faldas del Teleno en los años 60 ataviado con el traje tradicional y tocando la chifla y el tamboril. En nuestro intento, el tamboritero David Andrés hizo lo propio pero llegando en esta ocasión hasta la cumbre, donde nos deleitó con varios temas tradicionales de la tierra.

Por último, hubo una ascensión que recordaré como una de las veces que peor lo pasé en la montaña de mi vida. Sucedió en 2001 y curiosamente no fue en invierno, si no en pleno verano y con un sol radiante. De hecho, fue el sol, el terrible calor, la escasez de agua, y el ir cargados como mulas (hasta con tienda de campaña y hornillo, con la intención de hacer noche en Tabuyo tras una ruta de 23 km que incluía la cima del Teleno) lo que casi acaba con mi amigo Omar y conmigo. Con 17 años uno tiende a hacer locuras de ese estilo.

A la izquierda, haciendo cima con mis amigos Omar, Pelli, David “el Tamboritero” y David “Gaucho” (junio 2013). A la derecha, con mi hermano Javi (diciembre 2008).

La cruz de hierro de la cima del Teleno con buen tiempo (noviembre 2008) y totalmente cuebierta de hielo (enero 2010).

El Teleno es una montaña de caras contrapuestas. Con buen tiempo su ascensión es sumamente sencilla y no representa mayor dificultad más que salvar los mil metros de desnivel que hay desde su base hasta la cumbre. Sin embargo, con mal tiempo, y especialmente en invierno, este monte puede convertirse en un infierno de vientos huracanados, nieve, hielo, niebla espesa, temperaturas gélidas y sensaciones térmicas que pueden llegar a los -30ºC fácilmente. Precisamente la ascensión que hemos hecho este invierno da buena cuenta del tiempo increíblemente adverso que uno puede encontrarse en esta montaña.

Cumbre en solitario (junio 2011).

 

El Teleno es el pico más alto del sistema montañoso formado por la Sierra del Teleno-Montes Aquilanos y, a mayor escala, la más alta de los montes de León, que se extienden hacia el suroeste hasta la Sierra de la Cabrera y la Sierra Segundera (en Orense). Su altitud oficicial, la que consta en los mapas topograficos, es de 2.183 metros sobre el nivel del mar. Sin embargo, los que somos de la zona siempre decimos que el Teleno tiene 2.188 metros. Esto se debe a la pequeña cruz de hierro que ha estado clavada en su cima desde hace probablemente más de 30 años, la cual lleva el nombre del pico y esa supuesta altitud. Esta cruz, junto con la paloma que está grabada en una placa metálica, son los dos símbolos más míticos de esta cumbre.

La mítica paloma de la cima del Teleno con buen tiempo (diciembre 2011) y con mal tiempo (enero 2010).

Aunque generalmente el Teleno es muy  fácil de subir, en invierno su ascensión puede resultar bastante complicada debido al mal tiempo (Diciembre 2008 y 2012).

 

Protagonista de la historia

Su situación geográfica, en el borde de la gran meseta central, y su elevación, más de un kilómetro por encima de esta, hacen al Teleno omnipresente en el horizonte, incluso a más de 50 kilómetros de distancia. Esto pudo ser una de las razones por las que hace más de dos mil años éste monte fuera sagrado para los antiguos pobladores de las tierras que lo rodean. Los romanos le añadieron posteriormente el nombre de su dios de la guerra, Marte, quizá para agradecerle su costosa y sufrida victoria por el control de esa región, o quizá porque para los nativos el dios Tileno también fuera una divinidad relacionada con la guerra…nunca lo sabremos. Y así, el nombre de Marti Tileno quedaría grabado para las generaciones venideras, aunque, como ha sucedido muchas veces a lo largo de la historia, solo el nombre original ha sobrevivido hasta el día de hoy.

Los romanos ya sabían que en el noroeste de la Península Ibérica había oro, sin embargo, es posible que no se esperaran encontrar tal cantidad. En cuanto Roma tuvo bajo control toda laa región, se abrieron centenares de explotaciones mineras que surtieron con toneladas de oro las arcas del imperio durante dos siglos. Y fue precisamente en las faldas de la Sierra del Teleno y los Montes Aquilanos donde se encontraban las minas más importantes, incluyendo Las Médulas, la mina de época romana más grande del mundo, y el conjunto de explotaciones mineras del Monte Teleno. Todas estas actividades mineras fueron de tal magnitud que aún son claramente visibles en la actualidad. En esta entrada ya hablé más extensamente sobre las “cicatrices” dejadas por los romanos en esta región y sobre el oro.

Dos mil años después todavía es posible ver los restos de las explotaciones mineras romanas en las faldas del Teleno. En las fotos se ven dos balsas de acumulación de agua, una de las cuales todavía se llena con el agua del deshielo (junio 2011).

Geología

En cuanto a la geología, esta montaña está formada principalmente, en su parte baja, por pizarras negras con una marcada foliación y, en su parte media y superior, secuencias de pizarras, areniscas y bancos de cuarcita. La mayoría de estas formaciones son de origen Ordovícico, aunque en la base existen estratos cámbricos y silúricos. Estas rocas sufrieron una gran deformación durante los periodos de las orogenias Varisca y Alpina, formando pliegues a pequeña y gran escala. El oro de esta región se encuentra en forma de yacimientos primarios como parte del relleno de origen hidrotermal de fisuras de cizalla (principalmente cuarzo, arsenopirita, calcopirita, pirita, galena, plata y oro) y en yacimientos secundarios en forma de placeres sedimentarios más modernos. En esta otra entrada también comenté un poco sobre las rocas que forman el Teleno.

A la izquierda, pizarras negras con una marcada foliación plegada (junio 2011). A la derecha, nubes bajas en el valle del Arroyo del Cabrito (diciembre 2010).

Descripción de la ruta

Existen tres rutas principales para ascender al Monte Teleno, dos por la vertiente norte y una por la vertiente sur. La primera ruta (linea azul en el mapa) parte del pueblo de Molinaferrera por el valle del Arroyo del Cabrito, en dirección suroeste. Al llegar a la minicentral hidroeléctrica se gira hacia el sur y se comienza la ascensión por el camino que va al lado de los tubos de agua. Una vez se alcanza la caseta de recogida de agua, se prosique unos cientos de metros por el camino que va hacia el valle que queda a la izquierda. Se deja ese camino principal para continuar ascendiendo por su lado derecho (ya fuera de camino), siquiendo en todo momento por el borde superior derecho del amplio valle glaciar, hasta llegar a la cima secundaria que domina la cabeza de ese valle. Una vez ahí solo hay que vordear la cabeza del valle descendiendo hasta el cllado en direeción sureste y ascender todo recto hasta la cima principal, pasando por un largo y a veces complicado canchal.

La segunda ruta (linea roja en el mapa) se inicia tanto desde Molinaferrera como desde Filiel. Desde Molinaferrera hay que dirigirse primero hacia el sur cruzando un puente poco después de dejar el pueblo, y seguir el camino que va girando poco a poco hacia el este hasta llegar al punto de encuentro con la ruta que parte desde Filiel. Desde Filiel hay que partir en dirección oeste por el camino que pasa al lado de las canchas deportivas hasta llegar a la base de la montaña, donde la ruta se une al proveniente desde Molinaferrera. En este camino hay varias bifurcaciones, tomar siempre el camino de la izquierda. Antes de llegar al punto de unión hay una zona en donde el camino desaparece (dependiendo por donde se vaya). En ese caso solo hay que seguir en la misma dirección por unos prados y un brezal hasta encontrar el cmaino que viene de Molinaferrera. Una vez que ahí se comienza la ascensión por el camino principal que sube en zig-zag con dirección suroeste. Hay que seguir ese camino hasta que se alcanza el gran cortafuegos. Se debe continuar por este cortafuegos, el cuel asciende en linea recta, hasta donde termina. A partir de ese punto, que coincide más o menos con la mitad de la ruta, comienza un pequeño sendero que no hay que perder de vista hasta la cima. Si el sendero no está visible por la nieve, hay que fijarse en los numeros montones de piedras que hay a lo largo de él.

La tercera ruta (linea verde en el mapa) es la más corta y más directa. Se puede conducir por la carretera del Morredero desde Corporales hasta El Pontón. Una vez ahí se asciende por la falda de la montaña en dirección norte hasta la arista de los Llanos de Moscariel, donde se gira hacia el oeste, asciendo directamente hasta la cumbre.

La cima de esta montaña consiste en un apilamiento de grandes rocas en el borde suroeste de una gran “meseta” sin ningún tipo de refencias. En dias de niebla muy cerrada y ventisca (condiciones normales durante el invierno) puede llegar a resultar dificil encontrar el vertice geodésico, y más aún volver a encontrar el camino por el que se subió, por lo que conviene tener cuidado.

Mapas de las ascensiones desde Filiel (rojo), desde Molinaferrera (azul) y desde Corporales-El Pontón (verde) (linea discontínua: tramo por carretera).

 

Mar de nubes (diciembre 2010)

Datos de interés

– Tipo de ruta: Ascensión; Ida y vuelta.

– Distancia: 16 km desde Filiel o Molinaferrera (ida y vuelta) o 7,5 km desde El Pontón (Corporales) (ida y vuelta)

– Hoja mapa MAGNA50: 192 (Lucillo) / 230 (Castrocontrigo)

– Hoja mapa topográfico MTN25: 192-3 (Molinaferrera) / 192-4 (Lucillo) / 230-1 (Truchas)

– Tracks GPS:

Desde El Pontón (Corporales): http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=1708831

Desde Filiel: http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=4557008

Desde Molinaferrara: http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=5781663

Desde Molinaferrera (circular): http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=2003928

– Información de la zona:

Comarca de la Maragatería

Comarca de la Cabrera

Ascensión al Teleno en Mendikat.net

Trabajo de Roberto Matías sobre la minería de oro romana en el NO de Hispania

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

− 4 = 1