Ascensión a Peña Mea

Peña Mea (1.557 m) se encuentra al noreste de Pelúgano, en el concejo de Aller (Asturias). Es el punto central y más alto de un cordal con forma de arco, en donde destaca también el pico de las Peñas Negras (1.535 m), situado más al este. Aunque debido a su poca elevación no se encuentra en un puesto destacado entre las cumbres cantábricas, la cota relativamente baja de los valles que lo circundan hace que su ascensión sea más que digna, con un desnivel de más de 900 m. El ascenso a este pico ofrece al montañero la posibilidad de observar interesantes formaciones geológicas, entre las que se encuentra una de las más sorprendentes de toda la Cordillera Cantábrica: el Ojo de Buey, un puente natural de inmensas proporciones excavado en la roca caliza. Además, desde esta estribación se tiene una fabulosa panorámica de muchas de las cumbres más conocidas de esta parte de la cordillera, como la Sierra de Aramo (oeste), las Ubiñas y los Fontanes  (norsuroeste), las  Peñas de Faro y el Pico Huevo (sur), los picos del puerto de San Isidro (sureste) o Peña Ten y los Picos de Europa (este).

(Vistas desde la cima: Picos de Europa al fondo)

Partiendo desde Pelúgano, la ruta que lleva hasta la cima de Peña Mea discurre por rocas del Carbonífero. En primer lugar se pasa sobre la Fm. Fresnedo, compuesta por pizarras y areniscas, y posteriormente por la Fm. Valdeteja y la Fm. Barcaliente, las cuales conforman la denominada Caliza de Montaña, omnipresente en toda la cordillera Cantábrica. En la Fm. Fresnedo hay que destacar los numerosísimos pliegues y fallas que son perfectamente visibles en los taludes del camino que va desde el pueblo hasta la collada de Pelúgano (1.017 m). Los materiales de esta formación sufrieron una gran deformación dúctil durante la orogenia Varisca, hace unos 300 millones de años, lo que provocó que sus estratos, de espesor decimétrico, se despegaran y plegaran creando un sinfín de formas curiosas. Además, en este tramo cabe destacar la gran cantidad de nódulos que existen, muchos de los cuales asoman en los cortes del camino o incluso en el piso del mismo. Estos nódulos, que pueden llegar a medir 30 – 40 cm, son de origen sedimentario, y se caracteriza por las numerosas capas concéntricas que los forman, cual cebollas pétreas.

(Pequeños pliegues en estratos de la Fm. Fresnedo, junto al camino)

(Nódulos en areniscas vistos en sección)

Tras pasar las cabañas situadas justo antes de la collada de Pelúgano el sendero discurre sobre la Caliza de Montaña, la cual conforma todo el flanco oeste-suroeste de la montaña. En su tramo inicial (Fm. Valdeteja), las calizas son más masivas y se encuentren fuertemente karstificadas. Prueba de ello son las grandes y lisas paredes que cierran la empinada canal con la se comienza el verdadero ascenso a la cumbre, en la cual se encuentra majestuoso el Ojo de Buey.Las magníficas dimensiones de este arco natural ofrece al montañero uno de las vistas más singulares de toda la Cordillera.

(El Ojo de Buey)

Además, escondido no muy lejos del gran Ojo de Buey, se puede acceder a los restos de lo que tiempo atrás fuera una cueva, y que hoy en día se asemeja a una pequeña capilla excavada en la roca, con un gran pilar y un altar central, y desde donde se tienen unas vistas espléndidas del valle.

(Karstificación en la caliza: pequeña cueva)

En la parte más baja de las calizas se pueden apreciar además zonas de alteración, en las que la caliza original (CaCO3) se ha transformado en dolomía (MgCO3) y otros compuestos silíceos, y en donde existen gran cantidad de fragmentos de cristales de calcita. A mitad de ladera la caliza aparece más oscura y con estratos bien definidos (Fm. Barcaliente), los cuales culminan en la cumbre del pico. Esta caliza tiene la característica de que al ser golpeada desprende un fuerte olor fétido, debido a su gran contenido en materia orgánica. Sin embargo, la presencia de macrofósiles en estas rocas es más bien escasa.

(Cristal de calcita)

(Cara oeste de la montaña y vista sur desde la cumbre)

Descripción de la ruta:

La ruta comienza junto a la iglesia de Barrocima, el barrio alto de Pelúgano, en donde se puede aparcar el coche. Desde ese lugar se sale del pueblo en dirección este, cogiendo un camino bien señalizado con flechas, letreros y señales de PR que impiden perderse en las bifurcaciones. Este camino gira poco después de las últimas casas y toma dirección norte, hacia la Collada de Pelúgano, pasando entre verdes pastos con vacas, ovejas y cabras. Un poco antes de llegar a lo alto de la Collada se ve un letrero que sugiere tomar el camino que sale a la izquierda, hacia el este, el cual lleva hasta varias brañas bien cuidadas y hasta la misma base de la montaña. En ese momento el camino se convierte en un sendero bien marcado, y varios centenares de metros después, comienza su ascensión zigzagueante, hacia el norte, por el interior de una gran canal flanqueada por sendas paredes de caliza. Hacia la mitad de esta canal ya se puede contemplar el magnífico Ojo de Buey. Una vez en lo alto de la canal, el sendero torna hacia el noreste y luego hacia el este. En este último tramo el camino va sorteando y cresteando las grandes peñas de caliza, tomando una última canal, más pequeña, la cual nos lleva derechos hasta la cima.

Otras variantes de la ruta son, por ejemplo, acometer la ascensión desde el pueblo de Les Campes, situado al otro lado de la Collada de Pelúgano, o crestear el cordal para ascender a las Peñas Negras, el segundo pico más alto de esa zona.

Más fotos:

Datos de interés:

– Tipo de ruta: Ascensión

– Distancia: 9,5 km (Ida y vuelta)

– Hoja mapa MAGNA50: 53 (Mieres); 78 (Pola de Lena)

– Hoja mapa topográfico MTN25:  53-IV (Pola de Laviana); 78-II (Cabañaquinta)

– Tracks GPS:

http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=845268

http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=1618461

http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=1380339

– Información de la zona:

Concejo de Aller (http://www.aller.es/)

Ascensión a Peña Mea, por Mendikat.net (http://www.mendikat.net/monte.php?numero=841es)


Deja un comentario